Ultrasonido

Ultrasonido

El término Ultrasonido se refiere a las ondas o vibraciones sonoras que tienen una frecuencia que está por encima de la capacidad auditiva del oído humano, entre los 16.000Hz y los 20.000Hz. Esta energía se propaga en forma de ondas de compresión longitudinal y necesita de un medio elástico para ser transmitido.
Se entiende por tratamiento ultrasónico al empleo de vibraciones sonoras en el espectro no audible, con fines terapéuticos. El equipo utilizado para la aplicación terapéutica de energía ultrasónica consiste en un generador de corriente de alta frecuencia y un aplicador, comúnmente conocido como cabezal. El generador produce oscilaciones de la frecuencia necesaria, lo que ocasiona que el transductor con que está equipado el aplicador vibre y genere ondas sonoras. Esta energía sonora es transmitida a los tejidos mediante el contacto con la superficie del aplicador.

Los efectos terapéuticos de la emisión de ondas de ultrasonido en el tejido humano vivo son dos fundamentalmente: uno térmico o mecánico y otro químico.

Para la regeneración tisular, el haz de luz de ultrasonido provoca una cavitación que aumenta la permeabilidad de la célula, lo que ayuda a la degranulación de los macrocitos (aumento de tamaño de los eritrocitos) y la liberación de histamina (hormona que dilata los vasos sanguíneos y contrae la musculatura lisa). Esto hace que, de forma controlada, se inicie una respuesta inflamatoria previa a la regeneración fibroblástica.

MÉTODOS Y TÉCNICAS DE APLICACIÓN:

Dado que la radiación ultrasónica no puede transmitirse por el aire, debe haber contacto directo entre el aplicador y el tejido. Esto se logra aplicando un medio de unión entre el aplicador y la piel, como agua o un gel de ultrasonidos. No se usa vaselina ni ningún aceite, ni sustancias cremosas, y se evita la proliferación de burbujas, pues producen el rebote de las ondas que no realizan ningún efecto en el organismo. El agua y los geles especiales para tal fin son los mejores acoplamientos o medios para transmitir el sonido.
Si se utiliza el gel, se unta en la región a tratar y se mueve la superficie del aplicador sobre la piel, suministrando presión ligera (ultrasonido directo).
El agua es un medio de unión útil para tratar extremidades; se sumerge la extremidad y la superficie del aplicador. Cuando se utiliza la técnica de inmersión, el aplicador se mantiene separado 1-2 cm de la piel y se mueve lentamente de manera circular (ultrasonido indirecto).

EFECTOS:

Los efectos del ultrasonido se pueden clasificar en:

  • Efectos físicos: El efecto mecánico de las ondas ultrasónicas, en su propagación a través de los tejidos, ocasiona un movimiento rítmico de las partículas que da lugar a compresiones y dilataciones que actuan como un micromasaje celular. En el efecto térmico, la energía que es absorbida por los tejidos se degrada y se convierte en calor.
  • Entre los efectos biológicos y terapéuticos del ultrasonido sobre el organismo encontramos cambios en la actividad celular, aumentando la permeabilidad de las membranas celulares. Facilita la dispersión de acumulaciones liquidas y edematosas, aumenta el metabolismo intercelular, libera histamina y, a dosis bajas, disminuye la contractibilidad muscular. En cambio, a dosis altas, puede producir contracturas y espasmos musculares.

Sobre el sistema circulatorio producirá una vasodilatación y un aumento de la circulación sanguínea local, como respuesta al aumento de temperatura y a la liberación de histamina.
Las acciones sobre el sistema nervioso serán cambios en la velocidad de conducción, variaciones de sensibilidad del umbral doloroso, disminución de la excitabilidad e irritabilidad de las células nerviosas y aceleración del proceso de regeneración axónica.

USOS:

La fisioterapia ultrasónica suele recomendarse para el tratamiento de procesos inflamatorios, articulares, lesiones del músculo y el tendón y otras como la algodistrofia simpático refleja. Existe la posibilidad de combinarla con distintas modalidades de electroterapia y normalmente se utiliza para tratamientos de:

  • Patología radicular.
  • Lesiones de partes blandas.
  • Reabsorción de edemas.
  • Hematomas.
  • Algodistrofia.
  • Rigideces.
  • Lesiones ligamentosas.
  • Sinovitis post-traumáticas
  • Retracciones de aponeurosis palmar (Dupuytren).
  • Tendinitis.
  • Periartritis.
  • Capsulitis.
  • Espondilitis anquilopoyética.
  • Lumbociática.
  • Lumbalgia.
  • Ciática.
Entre los beneficios de la terapia por ultrasonido pueden considerarse: la cicatrización de las lesiones, la vasodilatación de la zona con hiperemia y aumento del flujo sanguíneo; el incremento del metabolismo local, con estimulación de las funciones celulares y de la capacidad de regeneración tisular; el incremento de la flexibilidad de los tejidos ricos en colágeno, con disminución de la rigidez articular y de la contractura; el efecto antiálgico y espasmolítico, que son los más útiles en lo que a indicaciones se refiere; acelera la tasa de curación y mejora la calidad de la reparación.
 Es importante señalar que su uso es analgésico, de regeneración, antiinflamatorio, y su onda de rebote recoge hasta un 100% el hueso. Debe tenerse mucho cuidado en la aplicación de este medio, por las complicaciones que este acarrea, con mayor preocupación en las mujeres y niños, que al igual que todos los agentes físicos en rehabilitación, puede producir mutaciones en las células del cuerpo humano (alterando las células y llegando a alterar algunos tipos de tumores).
Este tipo de equipos debe ser usado exclusivamente por fisioterapeutas, para evitar todas las complicaciones que acarrea tanto a los pacientes como a los que lo aplican.
No se recomienda su uso en estructuras sensibles, tales como ojos, párpados, corazón, útero gestante, placas epifisiarias en niños, cerebro, médula, testículos y ovarios. Tampoco se recomienda si el paciente sufre algunas patologías, tales como tumores, tromboflebitis, várices, inflamación séptica, diabetes y prótesis.
Para conformar este post se tomaron fragmentos de TOPDOCTORS ESPAÑA | GENERAL SERVICES-SI | WIKIPEDIA

Aún no hay Comentarios

Comparte un Comentario

¿DESEAS MÁS INFORMACIÓN?

ENVÍANOS UN MENSAJE


¡No busques más!
Aquí te ofrecemos una solución directa, eficiente y segura contra los problemas de Columna Vertebral.
Sin dolor y sin cirugía.

Horario:

Lunes a Viernes: 11:00 – 18:00 hrs.
Sábado y Domingo: 08:00 – 14:00 hrs.
Consulta nuestro Itinerario.

Teléfonos:

55 7261 4025
55 7261 2778

Ubicación:

Atención CDMX: Ver Directorio
Atención Estado de México: Ver Directorio





ÚNETE A NUESTRO

PROGRAMA DE VOLUNTARIADO


Voluntariado CoreMedic®
Comenzar Chat
1
¿En qué te podemos ayudar?
Hola, ¿en qué te podemos ayudar?